Consta de unas guías que favorecen la disclusión en caso de guías caninas e incisivas según prescripción, sin interferencias oclusales posteriores. Con ella se corrigen las malas posiciones mandibulares, aliviando las molestias en la ATM. En la mayoría de los casos su uso es durante la noche, pero en los casos más complejos puede llegar a usarse durante todo el día.

La férula de desprogramación se puede realizar en PMMA, un polímero termoplástico altamente transparente que se obtiene de la polimerización del monómero metilmetacrilato. También se puede realizar impresa.