El dispositivo twin block utiliza las fuerzas de oclusión como mecanismo funcional corrector de la maloclusión. Está compuesto de dos aparatos: uno superior y otro inferior con planos de levante mordida que encajan entre sí en ángulo de 70º. Adelanta la mandíbula a Clase I y al constar de dos placas es el aparato funcional más cómodo de todos.